Los efectos del T-MEC serán a largo plazo

Los beneficios que traerá el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá al país en términos de inversiones, no serán de un día para otro, sino que se verán reflejados en el mediano y largo plazo, aseguraron economistas consultados, pues aseguraron que también se debe trabajar en factores internos, como el Estado de derecho.

El Senado de Estados Unidos aprobó el pasado jueves 16 de enero el acuerdo comercial con México y Canadá, donde se incluyen las más recientes modificaciones añadidas al texto final firmado en noviembre de 2018, en las que sobresalen adiciones y cambios en los capítulos Laboral, Farmacéutico, Automotriz, Ambiental, Productivo y de Servicios, en particular en Agricultura.

Se espera que el Congreso de Canadá ratifique el acuerdo a partir del 27 de enero, una vez que se incorporen a sus actividades.

Carlos González Tabares, director de análisis económico y bursátil de Monex, afirmó que la ratificación que hizo el Senado de Estados Unidos es una noticia positiva que se venía esperando y que contribuye a dar certeza a los inversionistas.

No obstante, dijo que esto debe venir acompañado de mensajes claros del gobierno mexicano para crear un entorno propicio para los inversionistas.

“Sin duda es una buena noticia que ayudará a incentivar las inversiones de largo plazo y el crecimiento. Sin embargo, queda pendiente que el gobierno mande señales de certidumbre, en materia de regulación, Estado de derecho, fiscal, laboral entre otros, para que se detonen las inversiones”, dijo el especialista.

Marco Oviedo, jefe de investigación económica para América Latina de Barclays, señaló que la ratificación del T-MEC reduce la posibilidad de que Donald Trump siga usando a México como pretexto en su campaña presidencial, lo que favorecerá, ya que le daría estabilidad al peso mexicano.

Señaló que es probable que el T-MEC ponga a la región de Norteamérica en una zona de mejores condiciones en el mediano plazo, en medio de las potenciales fricciones entre Estados Unidos y China, lo que favorece la inversión.

Para Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, el anuncio de la ratificación del tratado en Estados Unidos ya estaba más que descontado por el mercado, por lo que no espera cambios en sus perspectivas económicas.

“Ya estaba muy descontada en el mercado. No hay cambios en perspectivas, la aprobación en Estados Unidos era el escenario base”, mencionó.

Contenido regional será relevante

Para la calificadora mexicana HR Ratings el impacto por la ratificación del T-MEC será marginal en el corto plazo, y consideró que la cuestión más relevante por evaluar en el largo plazo son los cambios en el incremento del contenido regional requerido en la industria automotriz, y las medidas que tienen la intención de aumentar la participación estadounidense dentro del incremento del contenido regional.

“Es difícil evaluar el efecto de largo plazo de las modificaciones hechas en el TLCAN e incorporadas en el T-MEC. Podría tener un efecto marginalmente positivo para México, con un beneficio mayor para Estados Unidos”, señaló la firma.

Según el último reporte del Centro de Estudios Económicos del Sector privado (CEESP), la aprobación del T-MEC en Estados Unidos dotará certidumbre a la inversión en el país.

Sin embargo, indicó que el tema de inseguridad y Estado de derecho es clave para reducir la incertidumbre.

Señaló además que la restricción para participar en sectores considerados por el gobierno como exclusivos del Estado, es un factor que podría limitar el alcance del acuerdo de inversión en infraestructura, agrava la incertidumbre y de persistir, limitaría la inversión privada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *